NOVEDADES
Elecciones: Hacia un real ciudadanía activa y crítica

Elecciones: Hacia un real ciudadanía activa y crítica

Pasada la “real” elección en Chile, y luego de la confirmación de una segunda vuelta, nos parece atingente dejar algunas conclusiones y aprendizajes, para una futura lucha política de movimientos independientes, con alternativa crítica, frente al duopolio del sistema de partidos.

Algún aprendizaje necesario tenemos que sacar, luego de la baja votación que obtuvieron Claude (2.86%), Sfeir (2.35%) y Roxana (1.26%). En conjunto sumaron el 6.5% de los votos. Hablamos de ellos tres, ya que conforman lo que podríamos llamar el bloque duro antineoliberal.

Plantearemos un análisis, autocrítico pero constructivo, en dos niveles o ámbitos. En primer lugar, en cómo queda conformada la estructura del sistema político y el rol del movimiento social en ese contexto. En segundo lugar, identificar elementos para apuntar a fortalecer la lucha ciudadana y la conformación de un REAL bloque alternativo al duopolio.

NIVEL UNO: ESTRUCTURA.

Se Perdió una Oportunidad.

En ésta elección una vez más ganó el binominal y el duopolio. Con una de las abstenciones más grandes en la historia política de Chile, llegando al 51%, los dos bloques de partidos sacaron cuentas alegres. La Nueva Mayoría aseguró ganar la presidencia, y la Derecha logró forzar la segunda vuelta. Entre ambas coaliciones se llevaron el 71.68% de los votos.

Lo que parecía ser una elección distinta, “refundacional”, luego de situaciones históricas como las grandes movilizaciones en los años previos y con la reactivación del movimiento ciudadano, social y popular, se transformó, luego de los resultados, en una pérdida de espacio político importante para el movimiento social.

 

¿Por qué decimos eso?.

Porque en la sociedad chilena existe mayoritariamente la convicción de que hay que generar una nueva constitución, que permita avanzar hacia un nuevo marco político de convivencia.

Si bien la Nueva Mayoría considera dicho cambio en su programa, no es menos cierto que su apuesta pasa porque en el actual marco político se puedan crear las condiciones para realizarlo. Por ello apuntaron al doblaje en Diputados y Senadores. Su apuesta fue alcanzar quorum necesarios para poder realizar los cambios.

Cosa que lograron parcialmente.

Esto si o si los llevará a negociar el cambio constitucional con el sector más liberal de derecha. Sector que apostará por frenar, junto con los sectores conservadores de la Nueva Mayoría, cualquier cambio realmente profundo al sistema de AFP´s, Educación, Salud, y Político. Están dispuestos a cambios, pero a cambios mínimos. No a cambios que lleven a “desechar” el modelo político antidemocrático y económico neoliberal que tiene Chile.

El sistema tendrá la opción de readaptarse, pero desde la visión conservadora.

En dicho contexto, era de suma importancia que el “bloque antineoliberal” obtuviera un % de votación en conjunto que permitiera crear las condiciones para generar mayor presión al sistema político. Un % que fuera realmente representativo de ese malestar social. Cosa que no sucedió.

 

Hay Opción.

En los próximos años la forma de presión que tendrán las personas que pensamos en profundizar la democracia y cambiar el modelo neoliberal, será una vez más: la calle.

Las elites del poder llegarán a acuerdos importantes en los próximos años. Pequeñas reformas y ajustes al sistema político y económico. Acuerdos que serán a espaldas de la gente, y la única forma que tendremos para presionar, para que sean cambios un poco más profundos, será la movilización social y ciudadana.

 

NIVEL 2: APRENDIZAJES PARA EL ACTIVISMO SOCIAL.

No se logró llegar a un % de votación en conjunto, más importante, por diversos factores.

Los pasamos a enumerar:

 

Alta Abstención. Cambiar el concepto del “ser político”.

Cuando pensamos en el nivel de movilización que se logró en los últimos años, no sólo desde el movimiento estudiantil, sino también desde el movimiento ecologista, resulta por lo menos llamativo que eso no se traduzca en votos. Nos preguntamos, ¿por quién votaron las 300.000 personas que llenaron el Parque OHIggins el 2011?, en pleno auge de las protestas estudiantiles.

Gran parte de esa gente que se moviliza, no vota.

Eso pasa en parte porque hay una desconfianza instalada frente al sistema de representación, que puede estar justificada, pero también en una cierta mirada tradicional y limitada en cómo entender el concepto de ciudadanía activa.

El ser ciudadano/a no solo se traduce en participar en movilizaciones. Implica efectivamente asumirse como “un ser político integral”: movilizado, pero activo al momento de participar en otras instancias. En particular si son instancias tan importantes como definir a los/as que administrarán el modelo de convivencia en el que día a día nos movemos.

 

Ausencia de Estrategia Común…… Hay que construir una estrategia común.

Faltó una estrategia inteligente, solidaria y participativa por parte del bloque crítico.

No tiene ningún sentido llevar candidaturas presidenciales, a diputados y senadores, por separado. El impacto en esa dispersión de votos está en que no se logró superar en conjunto el 6.5 %. Tomas Hisrch, por sí solo, sacó un 5.4% en las elecciones presidenciales del 2005.

Lo único destacable fue el caso de Gabriel Boric, que corrió como candidato independiente a diputado en Magallanes, sin apoyo de la Nueva Mayoría, y ganó.

Es de vital importancia que frente a próximos procesos eleccionarios exista una lista unitaria.

 

Ausencia de Primarias……….. Hay que hacer Primarias.

Se notó un desnivel político y conceptual en candidatos de una misma lista. Ok, no se puede homogenizar el pensamiento individual, pero si debe existir un manejo discursivo común.

En las opciones que plantearon Izquierda Autónoma, Humanistas, Igualdad, Ecologistas, existían muy buenos candidatos/as, pero también malos/as candidatos/as.

Es por ello, que en el marco de la unidad de los sectores “activamente antineoliberales”, resulta también de suma importancia, junto con llevar una lista única, generar primarias que permitan identificar que personas son las más idóneas para ir a pelear una elección.

 

CONCLUSIÓN.

En definitiva perdimos una opción de llegar a algo más………… pero hay que sacar los aprendizajes.

Necesitamos UNIDAD.

Necesitamos un buen DISCURSO.

Necesitamos MÁS MOVILIZACIÓN.

Necesitamos SOLIDARIDAD.

Necesitamos un real ACTIVISMO CIUDADANO Y SOCIAL.

Necesitamos crear en conjunto una real ESPERANZA.

Lo que pasó en esta elección, no puede volver a pasar.

Esa es la tarea para los tiempos que se vienen………

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*