NOVEDADES
Emad Burnat: Director “5 Broken Cameras”

Emad Burnat: Director “5 Broken Cameras”

Emad Burnat, comienza a grabar hace 8 años, cuando Israel arranca la construcción del muro de separación/apartheid justo a través de su pueblo. Imad narra con su cámara lo que ocurre en el día a día de esta pequeña población palestina ocupada militarmente, que resiste de manera noviolenta, a la vez que sigue teniendo que levantarse y vivir cada día, con sus buenos y malos momentos.

Emad nos abre las puertas de su casa. Entramos en “el salón de los premios” donde, en una sencilla mesa, va colocando las decenas que su documental ha ido ganando en este paseo hacia el Oscar. Vamos charlando y nos muestra orgulloso el premio que más ilusión le ha hecho, el de su pueblo, Bil’in. Con un té con menta comenzamos la entrevista.

NOVACT: Hablas en tu película de grabar para recordar, ¿por qué crees que es tan importante?.

Emad: Creo que filmar no es solo importante por recordar, para mí tiene diferentes objetivos. El primero, fue para sentirme parte del pueblo, de la gente, de la lucha, con mi cámara. Otro, fue para protegerme y proteger a la gente que luchaba a mí alrededor, sentía que la cámara era una protección contundente; más en el sentir interior, no tanto como una protección física, porque a veces puede ser el motivo por el qué matarte, dispararte o encarcelarte. Sentía que la cámara era una fuerte testigo, y me sentía muy conectado con ella, era mi amiga, mi arma. A la vez, la cámara es muy importante para la documentación, para recordar… porque cuando ves el material después de cinco años, recuerdas muchas cosas, lo que te pasó, y esto te motiva a continuar la resistencia, recordando tanto los malos como los buenos momentos… No podemos olvidar, todo lo que ha ocurrido en nuestro pueblo, incluso para la próxima generación, nuestros hijos e hijas que vean esta película… será su propia memoria. A veces, ver y recordar también te da esperanza.

NOVACT: Hablas en el documental de cuando decides proyectar las imágenes de las acciones cuando la gente ya está cansada ¿Crees que esta película motiva al pueblo a mantenerse en la lucha no violenta?.

Emad: Creo que haberles puesto las imágenes grabadas a la gente del pueblo después de las acciones funcionó, lo hacía después de algunas, para alentarles, para darles más poder para mantenerse en la lucha y no tener miedo. Verse en las imágenes y a sus compañeros y compañeras les daba más fuerza para salir la siguiente semana… También creo que la situación vivida en Bil’in ha inspirado a otra gente, otros pueblos, a comenzar un movimiento como el nuestro “en contra del muro”, hemos ayudado a otros pueblos a empezar su lucha. Pero todo esto es todavía más importante, no solo para Bil’in o el movimiento, sino para la situación palestina en general. Esta película se ha proyectado en casi todo el mundo y mucha gente la ha visto sin tener ni idea de lo que estaba ocurriendo en Palestina, solo habiendo oído algo sobre el conflicto o la propaganda contra el pueblo palestino. Después de ver esta película la gente va a saber más sobre la realidad y la verdad de lo que pasa aquí, incluso la población judía del exterior, en general creen a su gobierno, a sus medios de comunicación y, sin embargo, somos víctimas de su propaganda. Muchas de estas personas se han acercado a mí después de ver la película y me han dado las gracias por cambiarles la vida, por mostrarles lo que pasa realmente.

NOVACT: Introduces la película usando un paralelismo entre las fechas los nacimientos de tus hijos e hitos históricos del conflicto ¿cómo surge esta idea?.

Emad: Lo importante de cómo he contado la historia es que es mi historia. La gente que viene de fuera a contar nuestra historia no lo sienten, nunca han tenido la experiencia de vivir en esta situación, como es vivir bajo una ocupación, tienes que vivir aquí muchos años para tener el mismo sentimiento, como vivir con el miedo, como nuestros hijos e hijas crecen dando su primer paso hacia el muro o su primer paseo frente al ejército… No es una vida normal para la población palestina que vive aquí en Palestina. Así que lo que quise fue contar mi historia, lo que quiero es que vean mi historia, mi vida, dónde vivo y cómo vivo, no quiero hablar de territorios o de quién es culpable de esto… solo contar mí historia, el día a día más profundo de mi vida, la familia, lo que no se aprecia viendo las noticias o reportajes sobre la situación política. El nacimiento de cada uno de mis hijos lo marca un momento histórico del conflicto… Gibreel, el más pequeño, es el que ha vivido el conflicto más de cerca, con los asentamientos al lado y la construcción del muro… Al final de la película se ve cómo vamos al mar, es la primera vez que lo ve, con 7 años, y está a veinte minutos de Bil’in.

NOVACT: ¿Por qué la alternativa no violenta?.

Emad: No creo que el movimiento no violento naciera aquí en Bil’in, creo que ya había comenzado en otros lugares, otros pueblos, donde estaba la lucha palestina; la lucha popular ya usaba este método. No creo que sea nuevo. El porqué usarlo es que en este momento solo se ve violencia, desde el 2000 más y más gente ha sido asesinada, y los medios solo se centran en la violencia y la gente cree que es lo único que hay aquí, violencia, no prestan atención a las formas no violentas de la gente. Llevamos resistiendo de esta manera mucho tiempo pero no lo registran los medios, no les importa, solo piden material violento. El malentendido es que la gente piensa que es una nueva forma de resistencia pero es muy vieja, la gente ya la usaba desde la Primera Intifada y antes.

NOVACT: Hay un momento en el que dices que “la tierra no solo os alimenta también os conecta”…

Emad: He estado viajando desde hace casi un año, y siempre me preguntan lo mismo, qué quiere decir eso de la tierra para ti. Para la gente occidental el mudarse a otro país resulta más fácil, pero para nosotros no es fácil, no queremos irnos, estamos emparentados con nuestra tierra, hay una conexión muy fuerte entre la gente y la tierra. Es por eso que la tierra no solo nos alimenta, el olivo no solo es un árbol para el pueblo palestino también es nuestra historia, el símbolo de Palestina. Cuando quieres algo, como yo a mi hijo, quieres cuidarlo, protegerlo y pasa lo mismo con nuestra tierra… También ocurre que si dejamos nuestro hogar puede que no podamos volver.

NOVACT: Para terminar ¿te gustaría añadir algo?.

Emad: Que se vea la película es importante para Palestina, para la lucha… que se vea que está pasando… ahora la gente solo ve cosas pequeñas, como que me estoy haciendo millonario con esto. Pero llevo 8 años trabajando, y ha habido mucho sufrimiento y riesgo en el camino… Quiero que quede claro que es mi historia, mi punto de vista, mi perspectiva personal y vital… sin componentes políticos… desde el principio sabía que quería contar mi historia, una historia palestina… la de mi pueblo, mi hijo… Esta es una película palestina, nuestra historia y nuestra vida.

Entrevista realizada por Novact (International Institute For Nonviolent Action).

Texto escrito por Mirian Hernandez

Para seguirlo en twitter: @5BrokenCams

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*