NOVEDADES
“Pride” (Orgullo): No hay nada más débil que una lucha en solitario

“Pride” (Orgullo): No hay nada más débil que una lucha en solitario

Inglaterra. 1984. Una huelga general de los mineros paraliza en todo el país la industria del carbón. Huelga que surge en el marco de las políticas neoliberales de la primera ministra Margaret Thatcher. Los mineros, sin ingresos, necesitan apoyo económico, comida y ropa, para mantener la huelga.

En medio de ello, un grupo de activistas gays y lesbianas inician la campaña “Lesbians and Gays Support the Miners (LGSM)”. Saliéndose del activismo delimitado en la exigencia de derechos civiles para las distintas opciones sexuales e identificando en la lucha de los mineros, una lucha en común, contra un modelo neoliberal y cultural que reprime cualquier expresión de pensamiento distinto.

La instalación de la campaña “LGSM” se ve ralentizada por los prejuicios y discriminación de los trabajadores y sus familias, pero también por la exigencia de priorizar, desde el movimiento por la diversidad sexual, las propias demandas.

Poco a poco, logran superar esos prejuicios, y se instala una lógica de cooperación entre el movimiento obrero y el activismo por la diversidad sexual. Desde la prensa, se cuestiona dicha “cooperación” a través de titulares que señalan que los sindicatos mineros son apoyados por “degeneradxs”. By paseando ese concepto, organizan un concierto, “Pits and Perverts”, para “homo”, “lesbianas” y “heterosexuales”, con participación del grupo Bronski Beat, en apoyo a la huelga. Evento que se constituye en la mayor acción de recogida de dinero en apoyo a los huelguistas.

“Pervertidxs” surgió así, como un concepto símbolo para desafiar las políticas de Thatcher.

pride-nighy

Luego de un año en huelga, finalmente los trabajadores ceden y terminan la paralización, constituyéndose en una fuerte derrota para el sindicalismo inglés.

Como forma de retribuir el apoyo recibido, la “Gay Parade 1985” en Londres fue encabezada por los sindicatos mineros. Así mismo, esa alianza permitió que los sindicatos incorporarán las reivindicaciones de “igualdad de derechos” del movimiento gay y lésbico.

“Pride”, película basada en hechos reales, no destaca por su innovación, ni propuesta técnica cinematográfica o artística, sino por su perspectiva y contenido, que está directamente ligado con el como entender el “activismo social”.

Siendo un “cine social” tiene un enfoque de “comedia”, sacándonos de esa visión “realista” y “dura” que puede traducirse, a veces, en una falta de ritmo en una película.

En cuanto al contenido, conceptos como solidaridad, cooperación y unidad frente a políticas que coartan derechos laborales y personales, son los grandes logros de la película. Salir de la “autoreferencia” e ir un poco más allá.

Un ejemplo de cómo las luchas por los derechos deben lograr generar puentes de apoyo mutuo, ya que no hay nada más débil que una lucha en solitario.

Título: Pride.
Dirección: Matthew Warchus.
País: Gran Bretaña.
Año: 2014.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*