NOVEDADES
Los tiempos de la “Politización”: movimientos sociales, ciudadanía y desarrollo humano

Los tiempos de la “Politización”: movimientos sociales, ciudadanía y desarrollo humano

El pasado mes de abril, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Chile (PNUD) hizo entrega del undécimo “Informe sobre Desarrollo Humano en Chile: Los Tiempos de la Politización”.

Un informe que arroja algunas luces conceptuales sobre el estado de la sociedad chilena, los movimientos sociales, las instituciones políticas y la “democracia”.

Todo desde la perspectiva del “desarrollo humano”. “El Desarrollo Humano se vincula con que “las personas se transformen –individual y colectivamente– en sujetos capaces de ser constructores de la vida que desean.” Es decir, un desarrollo marcado por las expectativas y visiones de la gente y la sociedad.

El objetivo del informe es “aportar elementos que contribuyan a comprender el momento actual del país y a construir una relación virtuosa entre politización y Desarrollo Humano.”

Un informe realizado por un organismo de Naciones Unidas, donde se señala en forma explicita que se necesitan cambios profundos en la democracia y modelo de desarrollo chileno. Una democracia “conservadora” frente a una sociedad empoderada. Un modelo de desarrollo neoliberal frente a un “desarrollo humano”.

Un informe necesario y bien fundamentado.

Quizas la gran crítica que se podría realizar a la génesis institucional del documento, es que esos mismos organismos internacionales “públicos”, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, ambas instituciones ONU, fomentan el desarrollo de políticas “neoliberales” que son por lo menos “distintas” al enfoque conceptual de “desarrollo humano”.

Los/as dejamos con una pequeña síntesis del Informe, para incentivar su lectura, análisis y discusión.

1. UNA SOCIEDAD QUE CAMBIÓ.

Se enfatiza que Chile vive actualmente una nueva situación social, caracterizada por un proceso de “politización” de la sociedad que ha logrado plantear temas de discusión política que antes no se discutían. Por ejemplo una nueva constitución, ley de aborto, educación pública, despenalización del consumo de cannabis, etc.

Lo relevante es que esos “temas” de discusión no han sido planteados desde la elite social, sino por la misma sociedad y los movimientos sociales.

Existe en este sentido, un cuestionamiento a la “imagen de mundo”, hegemonica en las últimas décadas en el país.

“La sociedad chilena se encuentra inmersa en un proceso de discusión sobre sí misma, sobre sus rasgos característicos, sobre sus acuerdos básicos, sobre la manera en que se concibe como soberana de su propio destino. Se discuten los límites de lo posible; se discuten los modos de lo posible. En el Chile de hoy se discuten cosas que antes se daban por sentadas. Lo que antes parecía inviable hoy se ve plausible. Asoman en la esfera pública actores que antes se encontraban en los márgenes, o bien no existían, mientras otros desaparecen o pierden relevancia.”

“Esa disputa sobre aquello que puede y debe ser socialmente decidido es lo que se llama “politización”. En este sentido, “politizar” consiste en transformar (o intentar transformar) en político un asunto que antes no lo era. Por ejemplo el tema educacional. Si hoy se discute políticamente sobre modelos de educación es por la movilización surgida desde el 2011 para exigir una educación pública gratuita y de calidad.”

2. SÍNTOMAS DEL CAMBIO.

El proceso de politización de la sociedad chilena se manifiesta en:

Ampliación de la discusión pública. Tanto en lo referido a la “ampliación” de temas (aborto, matrimonio homosexual, etc) como a la forma y los actores que toman las decisiones.

“Hay una mayoría constante que expresa la necesidad de generar cambios profundos a la constitución, sistema de pensiones, seguros de salud, negociación laboral, y en la forma que se toman las decisiones que involucran a todo un país.” Pero eso no implica que la gente vea a la institucionalidad política como el actor llamado a realizar esos cambios.

Aumento de la conflictividad.

Aumento de la movilización social. (Importante como el informe rescata que la movilización social “impacta en la agenda pública más allá de sus aspectos cuantitativos.”).

El cambio cualitativo: se pasa de movilizaciones acotadas a situaciones particulares, que atañen solo a los directamente involucrados, a una más transversal que afectan a un mayor número de personas.

dos

3. LA IMPOSIBILIDAD DE PARAR LA “POLITIZACIÓN”.

Esta nuevo estado social no se puede parar y la institucionalidad, a través de la cual se expresan “intereses sociales”, debe dar cuenta de ello, mediante un proceso de cambio y profundización de la democracia.

“En este nuevo contexto social, los actores públicos están desafiados a pensar y actuar de una manera nueva. A ejercer su poder teniendo en cuenta que hoy la legitimidad de las acciones es tan importante como su eficacia. El riesgo de no hacerlo es alto: implica la deslegitimación y el eventual bloqueo de su acción.”

4. ACTORES SOCIALES: ELITES Y MOVIMIENTOS SOCIALES.

El Informe propone una noción amplia de actores sociales que comprende tanto a las elites como a los movimientos sociales.

“Los movimientos sociales forman parte de la constelación de actores sociales, instituciones y subjetividades que estructura y determina las disputas sobre el campo de lo político.”

El auge de los movimientos sociales en los últimos años, y su importancia como agentes de la politización de la sociedad chilena, se expresan también en su mayor cantidad y en la diversificación de sus ámbitos de disputa.”

Así, los temas en discusión, no solo son los que delimita la elite.

5. MALESTAR LOCAL Y GLOBAL.

Si bien hay avances en determinados indicadores de desarrollo humano (media de escolarización, esperanza de vida y aumento del ingreso per capita), entre 1980 y 2013, esos indicadores no aparecen significativos para la gente, principalmente por el aumento de la brecha entre ricos y pobres.

Dicho malestar no es solo una particularidad de Chile, sino que es a nivel mundial.

“Desde el movimiento de los indignados en España, la Primavera Árabe y Occupy Wall Street hasta los más recientes movimientos de protesta social en Brasil, México o el movimiento Umbrella en Hong Kong, todas ellos, con sus diferencias, expresan el intento por situar a los ciudadanos en un plano de mayor incidencia frente al poder.”

CINCO

6. INCERTIDUMBRE Y TENSIONES.

Nadie sabe muy bien en que terminará todo este proceso, principalmente debido a que “los tiempos de la politización son de difícil lectura” (complejidad).

Las opciones que se configuren van a estar dadas por tres “tensiones”.

1. El heterogéneo y bajo nivel de involucramiento de los/as ciudadanos/as. Existe un bajo nivel de participación, tanto en movilizaciones y protestas, como a nivel más formal (votar en elecciones). Esto se explica por un análisis costo / beneficio que realiza la gente.

2. Relación movimientos sociales y ciudadanía. Difuminación sobre cual efectivamente es el grado de representación de los movimientos sociales en Chile. Si bien han logrado plantear temas, consitan apoyo en un contexto amplio de descontento con las instituciones, la articulación con la ciudadanía tiene matizes.

“Si bien los movimientos sociales han comenzado a desempeñar un papel relevante para los procesos de subjetivación política de las personas, sus posibilidades de continuar haciéndolo en el futuro parecen chocar también con las críticas de la propia ciudadanía.”

Visión de la elite: temerosa y conservadora. “En los tiempos de la politización, el desafío de la elite es renovar las bases desde las cuales ejerce su papel de conducción. Hasta ahora ha estado acostumbrada a realizar esta conducción en un escenario en que su poder no estaba en discusión: hasta hace un tiempo los ciudadanos y la sociedad civil tenían poco poder en comparación, y había pocas voces que le discutieran a la elite. Hoy ya no es así. Han aparecido otros actores y por lo tanto otras voces. Esta situación desafía a la elite desde su interior (porque se incorporan a ella actores distintos –aunque sea con menos poder–, que tensionan sus consensos internos) y desde el exterior, puesto que su relación con la sociedad cambia.”

Como se articulen y “comuniquen” estas tres tensiones (baja participación social, relación movimiento sociales y ciudadanía, y la estrategia que seguirá la elite, son en definitiva los elementos que definirán el siguiente momento social y político.

CUATRO

7. RIESGOS Y OPORTUNIDADES.

Los riesgos para un proceso de politización infructuoso, que puedan fomentar una salida “conservadora” pasan por:

El bloqueo permanente e incapacidad colectiva para alcanzar un nuevo acuerdo e implementar políticas, la extensión indefinida de la politización y el cierre prematuro del debate.

“Las dificultades para resolver las tensiones pueden dar lugar a un intento por imponer nuevos límites a lo político, sin esperar a que emerjan de un proceso de deliberación social. El resultado habitual de este tipo de cierres es la ilegitimidad de las nuevas fronteras y la futura reapertura de conflictos sociales aparentemente resueltos.”

Mientras que las oportunidades, para un modelo de desarrollo humano estarían en:

“Para que la politización sea efectivamente una oportunidad para la sociedad chilena, se requieren ciertas condiciones. No se trata simplemente de voluntad. Dos tareas parecen prioritarias: constituir una polis donde deliberar los asuntos a que nos enfrenta la politización y potenciar la subjetivación política de los individuos, para que puedan involucrarse y participar de la deliberación en ese espacio.”

Ningún actor puede delimitar por si solo lo que entra o no entra en la discusión pública y política, por otro lado, todos los actores sociales, movimientos sociales incluidos, son participantes legitimos del debate y debe existir un espacio (polis) de reconocimiento y “donde se pueden tomar decisiones que son aceptadas en la sociedad como vinculantes y sustentables en el tiempo.”

Harina Tostá

Fotografias post son del “Informe sobre Desarrollo Humano en Chile: Los Tiempos de la Politización”.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*